Renta fija

Diseño, valoración y cobertura de los instrumentos de renta fija

Un instrumento de renta fija es un contrato entre un deudor y un emisor para intercambiar flujos de caja en un marco temporal predeterminado y periódico (fijo). Los flujos de caja de cada periodo de tiempo pueden ser variables. Los valores de renta fija tradicionales incluyen préstamos, pagarés, letras y bonos. Los valores no tradicionales incluyen derivados de tipo de interés, derivados de inflación y derivados de crédito.

A menudo se emplean herramientas de modelado para determinar el precio, el rendimiento y el flujo de caja de muchos tipos de valores de renta fija, incluidos los bonos de titulización hipotecaria, los bonos corporativos, los bonos del Tesoro, las obligaciones municipales, los certificados de depósito y las letras del Tesoro.

Algunas técnicas habituales para modelar y analizar los mercados y los instrumentos de renta fija son:

  • Ajuste de curvas de tipos a datos de mercado mediante bootstrap y modelos de ajuste paramétrico
  • Cálculo de precio, tipos y sensibilidades para los swaps de tipo de interés
  • Fijación de precio y valoración de otros derivados, incluidos los credit default swaps, futuros sobre bonos y bonos convertibles

Para obtener más información sobre el modelado de renta fija, consulte Financial Instruments Toolbox™.

También puede consultar: riesgo de crédito, derivados financieros, curva cupón cero, curva de swap, Financial Toolbox, Financial Derivatives Toolbox, Solvencia II